Fue imputado por el delito de abuso sexual simple.

La fiscal penal de Pichanal, María Sofía Fuentes, presentó cargos preliminares contra un hombre de 38 años por el delito de abuso sexual simple, en dos ocasiones.

La investigación de la fiscalía se inició a raíz de la denuncia de una mujer, quien relató que en la madrugada del 14 de septiembre, mientras descansaba junto a su esposo, su hija menor de 8 años le pidió a media noche, dormir en el medio de ambos. Sin sospechar nada, la madre accedió a su solicitud.

Sin embargo, poco después, la mujer percibió que alguien tocaba sus partes íntimas, pensando que era su esposo. Al voltearse, se sorprendió al descubrir que se trataba de un hombre desconocido, agachado al lado de su cama. Al despertar a su esposo, este individuo se dio a la fuga y no pudo ser alcanzado por la pareja.

Al preguntarle a su hija si había sentido algo, la niña expresó que alguien la había sometido a tocamientos mientras dormía y, asustada, le pidió a su madre que la cambiara de lugar.

La madre también mencionó que en noches anteriores había atravesado la misma situación, pero había asumido que se trataba de su esposo y no le había dado mayor importancia. Sin embargo, tras el incidente, sospecha que esta persona desconocida había sido la responsable de esos tocamientos, y no su pareja, notando que esta persona había ingresado debajo de la carpa de nailon que constituye su vivienda.

La denunciante pudo identificar al hombre a través de su apodo, el cual fue detenido y ahora imputado. 

La fiscal Fuentes destacó que la conducta del imputado, constituyó un atentado contra la integridad sexual y psicológica de las víctimas (madre e hija), al tocarlas sin su consentimiento.

Por admin