El pedido se había realizado a principios de diciembre. Se negaron allanamientos solicitados para avanzar en la investigación.

A partir del recurso de apelación interpuesto por los Fiscales Penales de la Unidad de Litigio Estratégico contra el Crimen Organizado del Norte, Claudia Carreras, Luján Sodero Calvet, Soledad Filtrín Cuezzo y Pablo Cabot, el Tribunal de Impugnación hizo lugar al mismo y en consecuencia revocó una sentencia del Juez de Garantías N° 1 de Orán que habia rechazado la autorización para extraer datos de un teléfono celular, lo que impedía avanzar en la investigación del homicidio calificado en perjuicio de César Daniel Martínez.

Si bien el Juez de Garantías 1 oportunamente hizo lugar al secuestro del teléfono solicitado por la Unidad Fiscal, en dicha oportunidad rechazó la autorización para extraer datos, argumentando que sería desproporcionado y permitiría «reconstruir prácticamente la historia de vida del propietario del aparato». Ante esta sentencia, los Fiscales de la Unidad de Litigio Estratégico interpusieron un recurso de apelación, a lo cual hizo lugar el Tribunal de Impugnación autorizando la extracción de datos.

La solicitud inicial de secuestro del teléfono, considerado fundamental para la investigación, se realizó el 6 de diciembre pasado. La medida resuelta el 22 de marzo permitirá recolectar pruebas de manera más efectiva.

Con fecha anterior, el Juez de Garantías 2 de la misma ciudad, no hizo lugar a la petición efectuada por los fiscales en el marco de la misma causa, para allanar ocho domicilios.

Por admin