Productor santaroseño pierde producción de mangos porque no hay quien lo coseche: «No hay quien lo levante».

“No hay quien lo levante”. Parece una frase hecha, pero es la realidad que atraviesan muchos sectores del agro, más puntualmente en las economías regionales, donde a los productores se les dificulta encontrar mano de obra para realizar tareas de cosecha.

“Ayer me habló una persona que me quería comprar, le dije que se los regalo, pero que él se encargue de hacerlos juntar”, comienza a relatar Fernando Ortiz, de la zona de Colonia Santa Rosa, Salta.

En su campo, tiene 70 plantas de mango criollo, del estilo ornamental, que le ayudan, además de generarle sombra, en los canales de riego que utiliza para la horticultura. La raíz del mango impide que los sistemas de riego desborden.

Hoy el principal motivo por el que se pudre la fruta en el suelo es por la “falta de mano de obra”. Agregó: “No tenemos un gran, gran volumen, pero la poca gente que yo tengo la pongo en la banana y la papaya. La gente lo come, pero comercialmente no tiene mucha salida porque no hay quién lo junte [coseche]. Los argentinos consumen mucho mango y vale fortuna y se importa desde Brasil el que está circulando”, añadió.

Ortiz agregó que de los mangos criollos todos los años se pudre en el suelo más del 60% de la producción de su campo. Son unas 200 toneladas. “Si tuviera gente de sobra me jugaría a cosechar los mangos, porque al ser plantas no injertadas se cosechan con caña y gancho, y no saco los recursos que tengo en la banana”, precisó. El productor genera más de 40 empleos en esa región.

Fuente: La Nación

Por admin