El hecho ocurrió en noviembre del año pasado en barrio San Antonio.

El juez de la Sala I del Tribunal de Juicio de Orán, Mario Maldonado, condenó a un hombre de 42 años por ser autor del delito de lesiones graves agravadas por ser víctima su expareja y por mediar violencia de género.

Le impuso la pena de diez años de prisión efectiva y lo declaró reincidente atento a sus antecedentes condenatorios. El hombre se encuentra detenido y cumplirá su condena en la Unidad Carcelaria 3 de Orán.

Se ordenó la extracción del material genético y su posterior incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

El hecho ocurrió el 18 de noviembre del año pasado, en el barrio San Antonio de la ciudad de Orán. Un llamado al Servicio de Emergencias del 911, alertó sobre la pelea de una pareja en la vía pública. La mujer contó que ya no eran pareja, que habían dejado de serlo un mes antes del hecho, y que ella tenía una relación con otro hombre.

Él sin embargo, seguía diciendo que era su marido. Agregó que siempre la buscaba y agredía físicamente. Recordó que estando embarazada la apuñaló, la mantuvo encerrada entre otras agresiones, y por esos hechos estuvo preso. Había recuperado la libertad hacía poco tiempo y al salir retomaron la relación.

En relación al hecho, explicó que ella trató de asustarlo y por eso fue que lo persiguió con dos cuchillos, uno de los cuales fue el que él utilizó para atacarla. Contó que antes de herirla le dijo “sabes lo que me duele hacerte esto”. Ella le lanzó piedras y después se dirigió caminando hasta la casa de su nueva pareja, que fue quien la llevó al hospital. Había recibido tres puñaladas en el abdomen que le dañaron el hígado y la vesícula, por lo cual fue intervenida quirúrgicamente.

Por admin